Lima. Las bolsas de Chile, Colombia y Perú comenzaron este lunes la prueba de fuego para convertirse en el mayor mercado unificado de América Latina por número de emisores, en el que los inversionistas podrán diversificarse en momentos en que las tres economías muestran un gran dinamismo.

El Mercado Integrado Latinoamericano (MILA) ampliará además las oportunidades de financiamiento de sus 563 firmas emisoras, que tendrán una mayor exposición en una plaza unida.

"La integración que estamos haciendo es un buen complemento entre Colombia, Chile y Perú", afirmó el presidente de la Bolsa de Valores de Lima, Roberto Hoyle.

"Perú es esencialmente minero, Chile tiene mucho del sector servicios y financieros, y en Colombia tienen el sector energético y de servicios", agregó.

Si bien las transacciones reales recién comenzará a fines de enero del próximo año, los jugadores del nuevo mercado iniciaron la "marcha blanca" o simulaciones para analizar el funcionamiento y los posibles riesgos operativos.

Mientras tanto, los grandes jugadores en bolsa, las fondos de pensiones -que manejan un total de US$200.000 millones en los tres países- vienen evaluando cambios en sus portafolios.

"Nos gustaría invertir en el sector retail (minorista) y una manera de acceder (...) es comprando acciones en la Bolsa de Comercio de Santiago", dijo el gerente de inversiones del fondo peruano de pensiones Horizonte, Gonzalo Camargo.

"Perú es una buena opción para chilenos y colombianos que no tienen minería en sus carteras de inversión", agregó.

Par Luis Felipe Jiménez, director de investigaciones económicas de la Asociación Colombiana de Administradoras de Fondos de Pensiones y de Cesantías, Chile es el gran atractivo de esta unión.

"Claramente Chile es el que tiene la bolsa más desarrollada sobre todo en mercado accionario, tiene mucho más número de emisores, entonces pensaría que el mercado chileno es más atractivo para (inversionistas) institucionales colombianos y peruanos", dijo.

Mercado Ampliado. La integración de las bolsas de Santiago, Bogotá y Lima alcanzará una capitalización bursátil de US$614.000 millones y un volumen total de negociación de US$55.000 millones al año.

Así, el MILA será el segundo mayor mercado de la región por capitalización bursátil y el tercero por volumen de negocios después de Brasil y México.

"Desde el punto de vista de los emisores, la gran ventaja y gran valor agregado de este proyecto es que el emisor (...) va a poder hacer la oferta pública de sus acciones en los tres países simultáneamente", sostuvo el gerente general de la Bolsa de Comercio de Santiago, José Antonio Martínez.

"Esperamos que el número de emisiones se incremente", acotó.

La integración se da en momentos en que las economías de los tres países sudamericanos, de las más abiertas de la región, muestran un gran dinamismo por una creciente demanda interna.

El crecimiento en esos países ha impulsado a sus respectivas bolsas, que en lo que va del año acumulan ganancias de entre 30% y 44%.

Según cifras oficiales, las tres economías se expandirían por encima del 5% el próximo año.

También se da en medio de la expansión de las llamadas inversiones sur-sur entre países emergentes de rápido crecimiento, cuando las economías desarrolladas aún luchan por recuperar su dinamismo.

Índice Común. Martínez explicó que aunque en la primera etapa de integración sólo se realizarán operaciones de renta variable, en una segunda etapa existe el desafío de "incorporar nuevos instrumentos, como cuotas de fondos de inversión o los valores extranjeros que se transan en cada una de las bolsas".

"Nuestro desafío es que esto esté ya operativo en el más breve plazo (...) la primera prioridad es desarrollar índices que tengan por objeto integrar los tres mercados, ahora estamos en la etapa de diseño", explicó Martínez.

Al respecto Hoyle afirmó que la creación de un índice se podría concretar para mediados o finales del próximo año.

Sobre un posible ingreso de algún otro mercado latinoamericano al MILA, los representantes de las bolsas de Chile y Perú no lo descartaron.

"No somos una integración cerrada y no quiero adelantar algo, pero tenemos tres años trabajando en esta integración primero con Colombia y luego con Chile, lo cual no impide que el día de mañana se sume algún otro mercado", afirmó Hoyle.

Por su parte Martínez afirmó que "no existen conversaciones en el ámbito de este proyecto con otro actor, pero la puerta está abierta a ir incorporando nuevos actores que incrementen la liquidez y generen valor agregado".