Londres. Las acciones europeas cerraron en baja este miércoles, después de seis sesiones en alza, presionadas  por el sector bancario ante temores a que se le impongan nuevas  reglas más estrictas de capitalización y control del riesgo.

Las acciones tecnológicas ayudaron a moderar las pérdidas, porque ASML elevó su pronóstico de ventas y por los sólidos resultados del gigante estadounidense Intel.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una baja de 0,03% a 1.045,11 puntos.

El índice había subido 8,2% en las seis  sesiones anteriores, gracias en parte a la posibilidad de que  la mayoría de los bancos superen las pruebas de tensión.

Analistas dijeron que parte del optimismo está incluido en el  precio de las acciones.

"El mercado va a estar un poco nervioso hasta que se puedan  ver las pruebas de tensión", dijo Colin McLean, director de  gerente de la gestora de fondos SVM de Edimburgo.

Los títulos de los bancos BNP Paribas, HSBC y Societe Generale perdieron entre 0,7% y 2,2%.

A las preocupaciones sobre el sector se sumó un alza de los  pedidos de financiamiento al Banco Central Europeo de los  bancos españoles en junio, a un nuevo récord, una señal del  ajustado acceso al crédito antes de que expirara un línea de  préstamos en julio.

Las acciones del fabricante holandés de equipos para  producir chips ASML subieron 3,1%, luego de que elevó su pronóstico de ventas para el 2010 en al menos 10%, luego de que una mejora de las perspectivas de la industria impulsó a los resultados trimestrales.

Intel, el mayor fabricante de microprocesadores del mundo,  reportó el martes ganancias mayores a las esperadas para el  segundo trimestre, lo que apaciguó los temores a que las  empresas estén recortando su gasto en tecnología.

El sector tecnológico europeo avanzó 1,2%. Los títulos de STMicroelectronics, Infineon y ARM Holdings ganaron entre 2,3% y 3,1%.

En los mercados nacionales, el índice británico FTSE 100 y el francés CAC 40 cayeron 0,3% y 0,1%, respectivamente, mientras que el alemán DAX subió 0,3%.

El índice de economías periféricas de Thomson Reuters subió 0,5%.