París. Las bolsas europeas cerraron este jueves en alza, y alcanzaron niveles máximos desde abril, gracias a que la decisión de la Reserva Federal estadounidense de inyectar más dinero en la economía desató un fuerte apetito por riesgo y castigó al dólar.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una subida del 1,7% a 1.107,05 puntos, en su mayor alza diaria en porcentaje en más dos meses. Los índices británico FTSE 100 y alemán DAX alcanzaron máximos de dos años.

"Es una buena noticia ver que la FED tome medidas, y tenemos que confiar en que Bernanke se asegure de que las cosas no se le vayan de las manos", dijo David Thebault, de Global Equities en París.

La FED, bajo presión para revivir a una economía débil, se comprometió a comprar uS$600.000 millones en bonos del Gobierno hasta mediados del 2011, una cifra que se puede ajustar dependiendo de la fortaleza de la recuperación.

La decisión de la FED de comprar más bonos de Gobierno llevó los rendimientos de la deuda estadounidenses a mínimos y al dólar a su punto más bajo en nueve meses frente al euro.

La subida fue liderada por las acciones mineras, que se apreciaron junto con las materias primas que se negocian en dólares.

Los papeles de la minera Xstrata ganaron un 7,1% y los de BHP Billiton avanzaron un 6,6%.

El ánimo de los inversores también mejoró por los sólidos resultados de las líderes Unilever y BNP Paribas, que ganaron un 6,3%y un 3,7%, respectivamente.

En la otra punta, las acciones de EADS cayeron un 4,1% y las de Rolls-Royce bajaron un 5%, luego de que Qantas Airways suspendió todos sus vuelos con Airbus A380 tras una falla en el motor de uno de esos aviones en Singapur.

En los mercados nacionales, el índice británico FTSE 100 ganó un 2%, el alemán DAX subió un 1,8% y el francés CAC 40 sumó un 1,9%.