Londres. Las bolsas europeas cotizaban este martes en máximas de 27 meses gracias al empuje del sector minero ante un precio récord del cobre, aunque los bajos volúmenes por la proximidad de la Navidad tienden a exagerar las oscilaciones de los índices.

El mercado también ha encontrado cierto apoyo en el respaldo de China a las medidas de la Unión Europea contra los problemas de deuda del bloque, así como en la promesa de Corea del Norte a un enviado de Estados Unidos de que permitirá la entrada de inspectores de la ONU.

A las 0804 GMT, el índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas subía un 0,5% a 1.139,14 puntos tras haber marcado un máximo desde septiembre de 2008 en 1.139,71.

"Las tensiones en Corea parecen haberse aliviado un poco, lo que también podría haber mejorado los ánimos. En líneas generales, hemos tenido datos económicos razonablemente buenos en Estados Unidos y los beneficios de las empresas han estado por lo general por encima de los previsto", dijo Keith Bowman, analista de renta variable de Hargreaves Lansdown.

"Pero no es que haya mucha dirección en el mercado debido a unos volúmenes relativamente bajos", agregó.

Las mineras destacaban, con el índice sectorial de recursos básicos del STOXX Europe 600 subiendo un 1,3%.

BHP Billiton subía un 1,1%, mientras Rio Tinto lo hacía un 1,6%.

Los inversores, no obstante, se mantienen prudentes por la crisis de deuda de la eurozona. El último capítulo es que Moody's ha puesto los rating soberanos de Portugal (A1/P-1) en revisión para su posible rebaja.