Londres. Las bolsas europeas pusieron fin a cuatro sesiones de pérdidas y cerraron este lunes al alza, impulsadas por las acciones bancarias y por un buen dato de consumo en Estados Unidos, aunque no lograron situarse por encima de un nivel técnico clave.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas subió 1,3%, a 1.026,68 puntos, mientras que el índice Euro STOXX 50 subió 1,5% a los 2.668,67 puntos.

Las acciones de los bancos Barclays, Deutsche Bank y BNP Paribas subieron entre 1,5%  y 3,6%, gracias a que el G-20 flexibilizó los plazos para cumplir con nuevas reglas de capital.

Los papeles de Standard Chartered rompieron la tendencia, con una caída de 1,8%, luego de que el prestamista dijo que la reciente incertidumbre económica perjudicó su negocio.

El gasto de los consumidores en Estados Unidos subió en mayo levemente, pero algo más de lo esperado, pese a que los ahorros de las personas llegaron a un máximo en ocho meses, lo que apuntaba a que la recuperación sigue en terreno firme.

"Esta semana podría ser bastante buena tras el retroceso que vimos la semana pasada. La gente seguirá centrándose en los datos, especialmente en el índice de precios de vivienda de Standard & Poor's/Case Shiller de mañana (martes) y en el de creación de empleo no agrario en Estados Unidos del viernes", dijo Heino Ruland, estratega en Ruland Research.

Pero el índice Euro STOXX 50 no logró cerrar sobre un nivel técnico clave, en una señal de que las acciones podrían reanudar su reciente caída.

"Aún estamos cotizando bajo el promedio móvil de 200 días (del Euro STOXX 50), lo que refleja la debilidad del rebote. Si los mercados pasan ese nivel el impulso para el mercado parecería más sólido", dijo Mike Lenhoff, jefe de estrategia de Brewin Dolphin.

Entre las subidas individuales, las acciones de Telenor  ganaron 4,9% después de que BofA Merril Lynch mejoró su recomendación a 'comprar' desde 'neutral', mencionando que la compañía de telecomunicaciones está expuesta a las mejores tendencias del sector.