Hong Kong. Las bolsas mundiales se mantuvieron cerca de máximos de dos años, mientras el petróleo subía este viernes hacia la marca de US$92 por barril después de que otra serie de fuertes cifras económicas de Estados Unidos alentaron la compras de fin de año.

La más reciente remontada de los índices de acciones de Europa y Estados Unidos ha dado a los inversores las mayores ganancias de diciembre en más de una década.

Las expectativas de un fuerte desempeño de Estados Unidos en el cuatro trimestre fueron consolidadas por los más recientes datos que muestran que la demanda por bienes durables y el gasto del consumidor han aumentado.

Una serie de cifras fuertes de la mayor economía mundial en las últimas semanas han dado nuevas razones para celebrar e impulsaron los valores de las materias primas y las acciones.

Reflejando ese creciente optimismo, el índice de acciones energéticas de Asia sin considerar a Japón avanzó levemente, mientras otros índices permanecieron estables o retrocedieron un poco.

Las operaciones eran pocas y los precios se mantenían en rangos estrechos en Asia, con muchos centros de vacaciones antes de fin año. Los mercados de Estados Unidos también están cerrados, junto con varios centros europeos.

Las acciones mundiales, medidas por el MSCI extendieron sus ganancias en casi un 6,5% hasta el momento este mes, mientras que su versión de Asia-Pacífico se mantuvo casi sin cambios.

"En Estados Unidos, los temores de una recesión de doble caída han retrocedido considerablemente con la extensión de las exenciones tributarias acordadas en diciembre y una segunda ronda de inyección de liquidez en diciembre", dijo Fitch Ratings.

"La actividad de alta frecuencia también se ha vuelto más positiva, reflejando la fuerza en el consumo privado y la rentabilidad corporativa", agregó.

Eso ha hecho que los inversores sean más optimistas con los mercados desarrollados.

Los precios del cobre también se mantuvieron cerca de récords máximos mientras el índice de materias primas S&P/Goldman se acercaba a su mejor rendimiento mensual desde mayo del 2009.

El petróleo mantuvo su trayectoria al alza, luego de haber ganado cerca de un 9 por ciento hasta el momento este mes, aumentando las preocupaciones de que mayores ganancias pudiesen ser negativas para las economías asiáticas ya que alimentarían expectativas inflacionarias. La región es un importador neto de petróleo.

El dinero fácil de la Reserva Federal, una fuerte recuperación económica y los expertos de política de China que aún parece un poco reacios a sacrificar crecimiento en favor de reformas necesarias han demostrado ser un trago embriagador para las materias primas, con los índices de commodities subiendo un 10 por ciento desde mediados de noviembre, dijeron estrategas de Gavekal.