Sao Paulo. El Banco Central de Brasil sorprendió al mercado este miércoles con un incremento inferior al esperado de la tasa de interés de referencia Selic, un día después de tranquilizadoras noticias sobre la inflación.

El banco subió la tasa en apenas 50 puntos base al 10,75%, en comparación a las expectativas de un incremento de 75 puntos base. Dos incrementos de tasas anteriores en el actual ciclo de ajuste fueron de 75 puntos base cada uno.

El comité de tasas del banco señaló en un comunicado que "al tomar su decisión, el comité consideró que los riesgos de inflación disminuyeron desde la reunión anterior". El comunicado añadió que "la actual decisión debería ayudar a reducir los riesgos de inflación aún más".

Se trató de la tercera alza en la tasa desde abril, cuando el Copom comenzó con el ciclo de endurecimiento monetario para contener la inflación en medio de un escenario de fuerte reactivación económica. Los dos incrementos previos fueron de 75 puntos base.

Unos pocos analistas esperaban un alza de 50 puntos base en la tasa Selic, mientras que la gran mayoría proyectaban un incremento mayor de 75 puntos base.

Datos recientes mostraron una desaceleración significativa de la inflación en Brasil e indicadores también han señalado una acomodación de la actividad económica, que aún se encuentra en un nivel considerado elevado.

La inflación de Brasil medida por el referencial Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) sorprendió esta semana al mostrar una ligera desaceleración en el mes hasta la mitad de julio.

Sin embargo, el mercado aún proyecta una inflación superior a la meta del 4,5% anual para el 2010 y el 2011. La producción industrial se estabilizó en mayo, pero sigue cerca de un nivel récord.

El empleo formal creció menos de lo esperado por el Gobierno en junio, pero aún así fue el segundo mayor resultado para ese mes en la serie histórica.

El Copom volverá a reunirse el 31 de agosto y el 1 de septiembre.

Con información de Reuters y Dow Jones Newswires