Brasilia. Brasil aplicará un impuesto sobre las posiciones cortas de los bancos en dólares, en un intento por frenar las apuestas especulativas que han estado empujando al alza a la moneda local en los últimos meses, dijo este jueves el Banco Central.

La moneda brasileña, el real ganó un 4,6% en el 2010 y ha subido más del 14% desde su mínimo del año pasado registrado en mayo.

El avance del real ha encarecido las exportaciones del país y elevado las preocupaciones de las manufactureras locales por un aumento de las importaciones baratas.