Brasilia. En un continuo esfuerzo por alentar la inversión en tecnología durante un período de renovado crecimiento económico, el Gobierno de Brasil redujo de manera pronunciada sus aranceles a la importación de equipamiento para aeronaves y de bienes de capital de varios sectores.

Según la información publicada en el registro federal del país, la Cámara de Comercio Exterior, o Camex, del Gobierno de Brasil autorizó la reducción a cero de los aranceles a la importación sobre una serie de aviones, equipos de capacitación y piezas.

La cámara indicó que el nuevo nivel arancelario se aplicará a piezas destinadas a la "manufactura, reparación, mantenimiento, transformación, modificación o industrialización de aviones".

Además, el Gobierno rebajó el arancel a la importación de bienes de capital para más de 400 artículos del 14% al 2%.

Entre los artículos beneficiados por las reducciones figuran los petroquímicos, el papel y la celulosa, los equipos de impresión, los equipos computacionales y las telecomunicaciones.