Sao Paulo. El principal índice de precios al consumidor en Brasil subió menos de lo esperado en el mes hasta mediados de diciembre, llevando a los inversionistas a reducir sus apuestas por alzas en las tasas de interés durante los próximos meses.

El índice de precios al consumidor de Brasil, IPCA, subió un 0,69% en un mes hasta mediados de diciembre, tras un alza del 0,86% en el mismo lapso hasta el 15 de noviembre, dijo este martes la agencia oficial de estadísticas IBGE.

Se esperaba que el indicador se elevara un 0,8% en el periodo, de acuerdo a la mediana de estimaciones de 17 economistas consultados por Reuters. Las estimaciones fluctuaron entre un 0,73% y un 0,84%.

Los rendimientos de los contratos a futuro en las tasas de interés de Brasil bajaron tras conocerse el dato, ya que los inversores consideraron que existen menos posibilidades de que el Banco Central eleve sus tasas en la economía más grande de América Latina durante los próximos meses.

La rentabilidad del contrato para enero del 2012, uno de los que registraba más operaciones durante la mañana, caía hasta un 11,85 por ciento, desde el 11,89 por ciento previo.

Los precios al consumidor subieron un 5,79% en los 12 meses hasta mediados de diciembre, frente al alza del 5,47% en el año hasta el 15 de noviembre.

El banco central tiene una meta inflacionaria del 4,5% para el 2010 y el 2011, con un margen de más o menos dos puntos porcentuales. Las autoridades del banco han mantenido la tasa de interés referencial Selic en un 10,75% en tres reuniones consecutivas de política monetaria.