Brasilia. Un cambio en la forma que Brasil contabiliza su superávit presupuestario federal, que se anunció la semana pasada, "no tendrá ningún efecto" en las tasas de interés del país u otras políticas macroeconómicas, dijo este lunes el secretario del Tesoro Nacional, Arno Augustin.

La semana pasada, el gobierno anunció que eximirá a la estatal Eletrobras de contribuir al superávit de presupuesto primario del sector público este año y el próximo. El efecto práctico de la medida es reducir el superávit del gobierno que se prevé para este año al 3,1% del producto interno bruto, frente a la estimación anterior del 3,3%.

"Esto no tendrá absolutamente ningún efecto en la política monetaria y otras políticas macroeconómicas", dijo Augustin a la prensa. "Es simplemente un cambio contable. La contribución de Eletrobras al superávit de presupuesto primario era una situación excepcional",. agregó el funcionario.

Augustin dijo que la meta de superávit de presupuesto primario del sector público de Brasil para el 2011 ya no se fijará como un porcentaje del PIB. "Se establecerá como una cifra nominal en reales brasileños", explicó Augustin.

"Nuestra intención es cumplir con la meta, aunque la meta podría terminar siendo menor al 3,1% del PIB. Será menor simplemente porque el PIB probablemente continuará creciendo a un sólido ritmo el 2011".