Las notas reversales, aprobadas el 12 de mayo último por el Senado brasileño, triplicarán el pago brasileño al Paraguay en concepto de compensación por cesión de energía.

Actualmente, el monto remesado por el Gobierno del vecino país, en ese concepto, ronda los US$100 millones anuales, y con el ajuste subirá a US$300 millones, aproximadamente.

La cifra no es fija, según técnicos del sector eléctrico, teniendo en cuenta que depende de la producción de la central hidroeléctrica, así como de la cantidad que ceda Paraguay.

El instrumento diplomático fue firmado el 1 de setiembre de 2009 por el entonces canciller nacional Héctor Lacognata y el embajador brasileño en nuestro país, Eduardo dos Santos. Fue aprobado por el Legislativo brasileño el 12 de mayo de 2011 y está vigente desde el 14 de mayo del presente ejercicio, según se informó.