Sao Paulo. De acuerdo con el censo 2010 en Brasil, publicado este miércoles, el 10% de los más ricos del país ganan 39 veces más que el 10% de la población de más escazos recursos. 

Según ejemplifica Estadao, un brasileño considerado pobre, tendría que juntar todo lo que gana (US$77,4), durante tres años y tres meses para llegar a la renta promedio de uno de los integrantes que integra la clase más acomodada (US$3.019).

Según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), el salario del 10% más pobre era sólo 1,1% del ingreso total, mientras que los más ricos se quedaban con el 44,5% del total. El estudio reveló también que en promedio, el 1% más rico gana R$16.560,92 (US$9.354,39).

Estos datos corresponden al 101,8 millones de brasileños, de 10 años de edad o más. La renta  promedio mensual fue de US$678,9, pero tomando en cuenta los habitantes de todas las edades el IBGE calculó que el ingreso per cápita alcanza sólo US$377,3, lo que indica que el valor es inferior al salario mínimo oficial de 2010, US$288.

Con respecto a la división por ciudades, la tendencia se mantuvo. Los mejores ingresos per cápita estuvieron en las regiones del sur y sudeste. El mayor valor (US$888,5) fue registrado en Florianápolis, donde la mitad de la población recibía hasta US$508,3.

El censo también mostró datos de la comunidad brasileña viviendo en el extranjero, ya que por primera vez el IBGE preguntó a las familias si tenían alguna persona viviendo en el exterior.

La información recogida mostró que Estados Unidos es el principal lugar de atracción para los brasileños (23,8). Más atrás quedó Portugal (13,4%), España (9,4%) y Japón (7,4%).

El origen de los brasileños que han emigrado corresponde a regiones del sudeste, como Sao Paulo (21,6%) y Minas Gerais (16,8%).