Brasilia.  Brasil usará la próxima cumbre del Grupo de 20 economías líderes (G-20) para quejarse por la decisión de la Reserva Federal estadounidense de inyectar miles de millones de dólares para estimular a su economía, dijo este jueves el ministro de Hacienda brasileño, Guido Mantega.

Mantega dijo a la prensa que la decisión de la FED de este miércoles podría agravar los desequilibrios de la economía global.

"Todos quieren que la economía de Estados Unidos se recupere, pero no hace ningún bien simplemente arrojar dólares desde un helicóptero", afirmó.

"Tienes que combinar eso con política fiscal. Tienes que estimular el consumo", añadió.