Brasilia, Xinhua. El ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, afirmó este lunes que Estados Unidos y la Unión Europea (UE) enfrentarán dificultades para alcanzar un acuerdo de libre comercio, el cual ya comenzó a ser negociado.

En declaraciones a periodistas tras recibir a su homólogo de Suriname, Winston Lackin, en el Palacio de Itamaraty, sede de la cancillería en Brasilia, Patriota consideró que algunos países pueden experimentar problemas para llegar a un consenso, en particular sobre las tarifas practicadas en algunos sectores.

Hace unos días el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, anunciaron que ambas partes comenzaron a negociar un tratado de libre comercio.

Para el canciller brasileño es posible que Estados Unidos y los países europeos no sean complementarios en áreas como agricultura.

"Existen grandes dudas sobre si los subsidios a la agricultura podrán ser desmantelados o no (...) es prematuro decir cuál puede ser el impacto, cuando no se sabe cómo será la génesis de ese acuerdo", señaló Patriota.

El gobierno brasileño evalúa la posibilidad de que algunos países europeos no acepten reducir los subsidios a sus productores agrícolas en una negociación limitada a Estados Unidos, en función de los subsidios estadounidenses incluidos en su Ley Agrícola.

También existe la preocupación de que Brasil salga perjudicado en caso de que el acuerdo prospere, debido a las ventajas que las empresas estadounidenses y europeas ganarían con barreras comerciales menores.

"La política comercial de cualquier país es un proceso dinámico. Brasil no se posicionará en desventaja, en la medida en que Brasil también está siempre buscando ventajas en el área de comercio exterior", afirmó.

"Existe una nueva configuración internacional que tampoco puede ser ignorada, y que afectará la emergencia de ese nuevo escenario en el plano comercial. En otras palabras, es temprano aún para hablar", explicó.

Durante su encuentro, Patriota y Lackin definieron acuerdos de cooperación entre Brasil y Suriname en salud, educación y agricultura.

El canciller surinamés manifestó además interés de su país en sumarse como miembro asociado al Mercosur (Mercado Común del Sur, conformado por Argentina, Brasil, Paraguay (suspendido), Uruguay y Venezuela).

En la actualidad son estados asociados del Mercosur Chile, Colombia, Ecuador y Perú, además de Bolivia, que a finales del año pasado solicitó también su incorporación como miembro pleno.