Buenos Aires. La provincia de Buenos Aires, el distrito más rico y poblado de Argentina, busca recaudar unos US$750 millones con un nuevo bono en dólares a 10 años de un rendimiento en torno al 11,25%, dijo este miércoles a Reuters una fuente del mercado.

El nuevo instrumento está registrando una gran demanda de inversores, ansiosos por títulos de riesgo, y las ofertas ya superaban los US$1.600 millones, dijo a Reuters una fuente del mercado.

El lanzamiento fue confirmado previamente por la portavoz del Ministerio de Economía provincial, sin dar más detalles.

IFR, una división de Thomson Reuters, informó que Buenos Aires otorgó el mandato para la operación a Bank of America Merrill Lynch y Deutsche Bank.

"Hay una demanda enorme" para el título emitido bajo ley estadounidense", dijo la fuente del mercado que pidió el anonimato.

Se espera que el precio sea anunciado este miércoles. Las calificaciones se sitúan en B2/B.

"Es natural que en este momento busquen estas formas de financiamiento, teniendo en cuenta dos aspectos: primero que la provincia de Buenos Aires es deficitaria y necesita recibir un caudal de fondos, y por otra parte estamos en un escenario internacional más que tentador para emitir todo tipo de deuda", dijo Alejandro Vinitzky, jefe de AV Advisory.

"Es también razonable escuchar que existen ofertas superiores al importe de la emisión, porque hoy estamos en un mundo en el cual rentas de dos dígitos ya prácticamente son muy acotadas y casi no existen", agregó.

A inicios de mes, una fuente familiarizada con la emisión había señalado que la provincia argentina buscaría recaudar entre US$300 y US$400 millones con la oferta.

La provincia de Buenos Aires, que en el 2010 tenía autorización para endeudarse por hasta US$1.100 millones, salió a finales de septiembre a los mercados globales por primera vez en tres años con US$550 millones en un bono en dólares a cinco años.

Un mes después, reabrió su bono 2015 por US$250 millones, con un rendimiento del 11,5%, en línea con la guía, luego de recibir órdenes por US$1.000 millones.

El bono en septiembre del 2010 fue anunciado originalmente con un precio del 99,076, un cupón del 11,75% y un rendimiento del 12%, y se emitió también vía Deutsche Bank y Bank of America-Merrill Lynch.