“Nuestra institución, al igual que América Latina, está preocupada de ver en qué manera podemos apoyar a España en esta situación difícil (...). Estamos tratando de ver si articulamos algún fondo, en conversaciones con el Gobierno de España y otras fuentes”, adelantó.

García afirmó que espera tener “algo más concreto” cuando asista a la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, que se celebrará en Cádiz (España) el 16 y 17 de noviembre.

En este momento el organismo multilateral, cuya propiedad mayoritaria es de países emergentes, 16 de Latinoamérica, está“estimulando líneas de crédito y fondos para que la pequeña y mediana empresa española” tenga acceso a recursos, especialmente si están interesadas en invertir en la región.

España y Portugal son los dos únicos países miembros del CAF fuera de Latinoamérica.