Foz de iguazú, Brasil. Las negociaciones entre la Unión Europea y el bloque sudamericano Mercosur para crear la mayor zona de libre comercio del mundo marchan bien y podrían concluir a mediados del 2011, dijo este viernes el canciller de Brasil.

En mayo, ambas partes relanzaron las negociaciones, que habían estado paralizadas durante seis años, con el objetivo de crear una zona de libre comercio que abarcaría a 750 millones de consumidores y bienes comerciales valorados en US$65.000 millones de euros (US$85.900 millones) anuales.

"Las conversaciones con la Unión Europea están avanzando bien. Realmente hay un nuevo espíritu de negociaciones", dijo el canciller brasileño, Celso Amorim, durante una cumbre del Mercosur en la ciudad brasileña de Foz de Iguazú, una localidad conocida a nivel mundial por sus amplias cataratas.

Las economías del Mercosur -Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay- van camino a crecer entre un 7,5% y un 9,5% este año. Otros países sudamericanos son miembros asociados del bloque comercial.

Venezuela, cuya solicitud para convertirse en miembro pleno del Mercosur aún necesita de la aprobación del Congreso de Paraguay, participa en las negociaciones como país observador.

"Hay un entendimiento adecuado de la Unión Europea del marco conceptual que Mercosur puede aceptar", dijo Amorim.

Los negociadores lograron avances a principios de este mes en Brasilia en temas no arancelarios como derechos de propiedad intelectual, adquisiciones gubernamentales, subsidios y reglas de inversiones.

"Se han resuelto temas", afirmó Amorim.

Se espera que ambas partes presenten sus propuestas arancelarias en Bruselas en marzo o abril del próximo año, con lo cual se espera alcanzar un acuerdo para mediados del 2011.