Caracas. El canciller brasileño, Antonio Patriota, realizará una visita de trabajo a Venezuela para el fortalecimiento de las relaciones bilaterales entre las naciones vecinas.

Será la primera visita diplomática de un funcionario de alto rango brasileño a Venezuela desde que Dilma Rousseff asumió el poder en enero.

Una nota del portal de la cancillería brasileña reseña que el diplomático sostendrá una reunión de trabajo con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

Entre los temas que serán abordados resalta la revisión de los proyectos en las áreas de vivienda, agricultura, industria, energía y desarrollo fronterizo.

El comercio bilateral entre las naciones hermanas registró US$4.680 millones 2010, esta cantidad equivale a un aumento de 9,52% con relación al año anterior.

De acuerdo con la misma fuente también tratarán asuntos relativos al fortalecimiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).