Washington. Janet Yellen, nominada para ocupar la vicepresidencia de la Reserva Federal estadounidense, dijo este jueves que estimular el alicaído mercado laboral era "una prioridad".

"Con el desempleo aún dolorosamente elevado, la creación de empleo debe ser una alta prioridad de la política monetaria", dijo Yellen, quien actualmente preside el Banco de la Reserva Federal de San Francisco, en una audiencia ante la Comisión de Bancos del Senado.

Yellen agregó que sería importante tomar las precauciones correspondientes contra la inflación y dijo que el banco central debería retirar cautelosamente sus políticas expansivas cuando llegue el momento adecuado.

"También debemos evitar cualquier amenaza a la estabilidad de precios", comentó. "Esto implica que, cuando llegue el momento adecuado, debemos retirar la política monetaria expansiva extraordinaria actual de una manera cuidadosa y consciente", explicó.

El profesor de economía del Instituto Tecnológico de Massachusetts Peter Diamond y la encargada de regulación financiera del estado de Maryland, Sarah Raskin, también se encuentran nominados para ocupar cargos en la junta de gobernadores de la Fed.

Raskin, por su parte, enfatizó también en la necesidad de estimular la creación de empleos en su estado.

"Además de mantener estables las expectativas inflacionarias y vigilar de cerca el surgimiento de nuevas burbujas, la Fed debe tratar de cumplir con la otra parte de su mandato al abordar el desempleo, que tiene costos sociales generalizados", dijo.

Se espera que los tres nominados sean confirmados en los cargos.

Sin embargo, un senador clave señaló que el Congreso no podría confirmar a los nominados a tiempo para reemplazar al vicepresidente actual, Donald Kohn, quien dijo que se alejaría de su cargo el 1 de septiembre tuviera o no un reemplazante.

"Creo que probablemente no abordaremos esta decisión hasta septiembre", dijo el presidente de la Comisión de Bancos del Senado, Christopher Dodd, tras la audiencia.

Visión moderada. Yellen tiene la reputación de ser una de las integrantes del Comité Federal de Mercado Abierto con mayor interés en la creación de empleo y de tener una visión más moderada sobre la inflación.

Como presidenta de la sede regional de la Fed, Yellen no cuenta con derecho a voto este año, pero de ser confirmada en la vicepresidencia, podría votar en todas las reuniones de la Fed.

La visión de Yellen es de interés particular debido a los peligros de que la floja recuperación pueda estancarse.

Aunque la mayoría de los analistas esperaban que la próxima decisión de la Fed sea hacia un endurecimiento de las condiciones monetarias, las autoridades del banco central coincidieron en su reunión de junio que podrían tener que considerar más estímulos económicos si el panorama empeora.

Yellen, ex presidenta del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca y gobernadora de la Fed, podría ser una de las funcionarias del banco central con mayor inclinación por mayores medidas de estímulo económico.

La encargada de la Fed de San Francisco fue cuestionada intensamente sobre la supervisión bancaria en su distrito, que ha experimentado una elevada tasa de quiebras bancarias en medio del desplome del mercado inmobiliario.

"Usted dice que fue cautelosa y apropiada (la supervisión), pero la mayoría de las personas cree que fue laxa e inapropiada", dijo el senador republicano Richard Shelby.

La funcionaria aceptó que los reguladores no habían logrado actuar con la celeridad o la agresividad necesaria para determinar la concentración de activos de riesgo en muchos bancos. "La respuesta regulatoria fue insuficiente durante un período de años", afirmó.