Ciudad de Panamá. El aumento de precios que se estima para los próximos meses en los diferentes sectores productivos, a consecuencia del alza de los combustibles, amenaza con reducir la capacidad de endeudamiento de los panameños.

Sin embargo, se espera que el crecimiento previsto de la economía para este año mantenga la estabilidad del sector crediticio sin provocar una desaceleración en los préstamos.

"Un proceso de aceleración de la inflación puede reducir la capacidad de endeudamiento de los consumidores, pero todo depende de cómo se comporten sus ingresos ajustados luego de la tasa de inflación", indica Otto Wolfschoon, vicepresidente ejecutivo del Global Bank al periódico Panamá América.

Se estima que la inflación panameña cierre este año entre un 5% y un 6%, lo que se encuentra muy por debajo del 8.7% de la inflación registrada en el 2008, cuando se desató la crisis financiera en los Estados Unidos.

A enero de este año, la cartera crediticia total se ubica en US$24.720 millones, que es US$2.796 millones más que en el mismo período de 2010.

Mientras, los créditos al consumo (tarjetas, autos, entre otros) se ubican en enero de este año en US$5,214 millones, lo que representa US$416 millones más que a igual período de 2010.