La Central Obrera Boliviana (COB) decidió este martes en un ampliado nacional rechazar el “acta de acuerdo” a la que arribó con el gobierno, envió una contrapropuesta que consiste en un aumento salarial del 15% y resolvió iniciar el bloqueo de caminos a nivel nacional.

El ampliado de emergencia de la COB, realizado este lunes, determinó que cada organización sindical consulte a sus bases sobre el “acta de acuerdo” y que las decisiones sean planteadas en el ampliado nacional, efectuado este martes.

El encuentro, que fue convocado para las 9.00, empezó a las 10.20 y duró hasta las 14.45. Tras el ampliado, el máximo ejecutivo de la COB, Pedro Montes, explicó que se decidió enviar una contrapropuesta al presidente Evo Morales “que contempla un aumento salarial del 15%”.

“No hay ninguna aceptación al documento, ahora nosotros vamos a mejorarlo, se llame contrapropuesta o como se llame”, argumentó Montes. Horas más tarde, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la COB envió una carta al mandatario Evo Morales en la que le expresan “la necesidad de continuar la discusión y definición de ciertos aspectos que puedan perfilar un acuerdo final entre trabajadores y gobierno”.

Paralelamente, el CEN instruyó a las organizaciones afiliadas a la COB continuar con las movilizaciones tanto en la ciudad de La Paz como en el interior del país, “hasta lograr la firma de un acuerdo que atienda nuestras demandas”. Asimismo, ordenó “realizar el bloqueo de caminos en todo el país, tal cual es la resolución del ampliado nacional”.

Acorde con esta instructiva, el ampliado de los maestros urbanos de La Paz resolvió anoche continuar con las movilizaciones, masificar el “bloqueo de las mil calles” e iniciar la huelga de hambre. A raíz de esta determinación, la mayoría de las unidades educativas que aún funcionaban determinaron suspender clases.

La dirigencia de las centrales obreras departamentales de Santa Cruz, Cochabamba, Oruro y Sucre decidieron en ampliados sectoriales realizar movilizaciones y el corte de rutas en las vías interdepartamentales a partir de hoy, según reportes televisivos.

El ejecutivo de los maestros rurales de La Paz, Eliseo Mamani, adelantó anoche que su confederación instruyó el inicio del “bloqueo nacional de caminos hasta arrancar del Gobierno un aumento salarial superior al 10%”.

Movilizaciones. A partir de las 6.00 de este martes, cientos de maestros rurales bloquearon las principales rutas de comunicación entre la urbe paceña y El Alto. Los cortes de vía se dieron en la autopista La Paz-El Alto, en la avenida Naciones Unidas, avenida 9 de Abril y en el ingreso a la avenida Perú, a la altura de la Cervecería Boliviana Nacional.

La medida provocó que miles de personas tuvieran que descender a pie de El Alto a La Paz o viceversa, munidos de sus bultos o de sus maletas, como fue el caso de aquellas que arribaban de un viaje aéreo o que deseaban llegar al aeropuerto de El Alto.

“Es todo un perjuicio, tengo que llegar hasta el centro y estoy atrasado. Acaso ellos (maestros rurales) sienten”, mencionó Domingo B., quien tuvo que caminar desde la Ceja de El Alto hasta la zona Munaypata para abordar un micro de la línea 10. El centro paceño estuvo paralizado desde las 11.00 hasta las 13.00 y el tráfico vehicular se congestionó en las vías cercanas que estuvieron ocupadas por los marchistas. A diferencia de la semana anterior, no se registraron enfrentamientos entre manifestantes y la Policía, que procedió a cerrar las vías de acceso a la plaza Murillo.

En Trinidad, la Central Obrera Departamental (COD) procedió al bloqueo de la ruta que une esa ciudad con Santa Cruz. La medida fue suspendida a las 17.00.

Gobierno pide ‘coherencia’ a la dirigencia de la COB. El Gobierno pidió a la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) “coherencia” con sus pedidos, porque mientras expresa la necesidad de continuar con el diálogo, en su ampliado nacional instruye el bloqueo de caminos.

El Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de la COB remitió ayer, al finalizar la tarde, una nota oficial al presidente Evo Morales Ayma donde le expresan “la necesidad de continuar la discusión y definición de ciertos aspectos que puedan perfilar un acuerdo final entre trabajadores y Gobierno”.

Al respecto, el ministro de la Presidencia, Óscar Coca, pidió “coherencia” a la COB con la nota enviada a Palacio Quemado. “Ellos nos están invitando a una nueva reunión (...) Aquí están disponiendo el diálogo, aquí se está estableciendo esta fórmula y si ellos van a estar en otra conducta, serán ellos los que respondan”.

A pesar de esta situación, el funcionario convocó a la dirigencia de la COB a una reunión, este sábado, con el Mandatario. El máximo dirigente de la COB, Pedro Montes, saludó esta respuesta del Gobierno y esperará a que el diálogo se reanude.

Los Ponchos Rojos apoyan. Representantes de los llamados Ponchos Rojos de la provincia Omasuyos del departamento de La Paz brindaron ayer, en Palacio de Gobierno, su apoyo al mandatario Evo Morales en el marco de las negociaciones que el Ejecutivo sostiene con la dirigencia de la Central Obrera Boliviana (COB) y otros sectores movilizados por la demanda de un mayor incremento salarial.

‘Posición intransigente’. El presidente Evo Morales calificó ayer de “intransigente” la posición adoptada por algunos dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) que insisten en un incremento salarial del 15%. El gobernante dijo que es “inviable” un alza salarial mayor al 10%. “No se puede hacer un incremento salarial sobre el 10%, (porque) la inflación va a ser mucho mayor”, advirtió el Jefe del Estado.

Demandan control colectivo. El sindicato de la CNS pide que la administración de la institución esté a cargo de los trabajadores, bajo la figura de control colectivo, con autonomía de gestión. En un documento oficial, manifiesta que rechaza el control social que, “a diferencia del control colectivo, es fuente de corrupción”. Menciona que los delegados para el control colectivo serán personas electas por los afiliados.

Evo pide un plan a la COB. El presidente Evo Morales sostuvo ayer que, en el marco del preacuerdo alcanzado con la Central Obrera Boliviana (COB), pidió al ente que aglutina a los trabajadores asalariados del país formular la propuesta para la reestructuración de la CNS. “Que la COB nos plantee qué hacer con la Caja para hacer de ella una institución respetada y querida y darle una buena imagen”, manifestó.