Beijing. El producto interno bruto de China probablemente crecerá cerca del 9,5% este año, lo que representa una desaceleración frente al año pasado, en tanto los aumentos en los precios de los bienes básicos y las variaciones en el tipo de cambio tendrán un efecto negativo sobre la economía, informó un investigador de un grupo de estudios del gobierno en un artículo publicado el lunes en el diario estatal China Youth Daily.

El aumento en el índice de los precios al consumidor de China puede ser mantenido en cerca del 4% este año, a pesar de las presiones sobre los precios, incluida la inflación importada debido a medidas de estímulo monetario en los países desarrollados, los mayores costos laborales en China y las posibles reformas en la fijación de precios de los recursos, señaló Xu Ce, investigador del departamento de proyecciones del Centro de Información Estatal.

El 2010, el PIB de China creció cerca de un 10%.