A diferencia del 2009, cuando Bolivia ocupó el primer lugar en Sudamérica con una tasa positiva de crecimiento, este año las cosas serán diferentes. Según un informe de la Cepal, la economía boliviana cerrará este año con una tasa de crecimiento de 3,8%, una de las más bajas de la región.

Si bien este desempeño es mejor al alcanzado el año pasado, cuando el PIB nacional creció a un ritmo de 3,4%, el mismo no alcanza para disminuir los índices de pobreza en el país, señalan los expertos.

Datos del ministerio de Economía y Finanzas Públicas dan cuenta que la economía boliviana registró al primer semestre de este año una tasa positiva de crecimiento de 3,64%.

Fuentes del Órgano Ejecutivo explicaron, a este medio de comunicación, que este año el crecimiento estará un “poco” por debajo de la meta proyectada en el Presupuesto General del Estado (PGE), lo que establece una tasa de 4,5%.

Según el informe publicado en la página web de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), dependiente de la Organización de Naciones Unidas, este año las exportaciones mejoraron tanto por el incremento de los volúmenes como de los precios.

Un último reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE) da cuenta que el valor de las ventas bolivianas al exterior aumentó 27,56% de enero a octubre de este año, respecto al mismo período del 2009, llegó a US$5.722 millones. Esta cifra está incluso por encima de la alcanzada el 2008, cuando en el mundo se vivía un boom económico.

Ese año, Bolivia registró uno de los mayores crecimientos de su economía en 21 años. El PIB registró una tasa positiva de 6,1%, producto del buen manejo macroeconómico, el control de la tasa de inflación, la liquidez, los niveles de inversión pública, la política cambiaria y fiscal, y mayores niveles de exportación de materias primas (gas, minerales).

El 2009, el PIB boliviano sufrió una contracción respecto al nivel alcanzado el 2008, aunque fue una de las más altas de Sudamérica y la segunda en Latinoamérica, después de la de Panamá (3,5%). Uno de los motivos para este desempeño fueron los efectos de la crisis financiera internacional en el comercio mundial.

El año 2011 repuntará la economía

La CEPAL proyecta para el 2011 una tasa de crecimiento de la economía boliviana de 4,5%.
El Gobierno proyecta para el 2011 un crecimiento económico de 5% y una inflación de 4%.