Quito. La inclusión económica y social es una herramienta poderosa que permitió a Ecuador finalizar el 2013 con una reducción del 3,1% de la pobreza en relación al 2011 y un crecimiento económico del 7,4% en relación al mismo año, información confirmada por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Doris Soliz, ministra de Inclusión Económica y Social, destacó que el país duplicó durante este periodo la atención a personas con discapacidad; los servicios de cuidado para adultos mayores atendió a aproximadamente 160.000 personas; y cerca de 100.000 hogares que recibían el Bono de Desarrollo Humano incursionaron en emprendimientos productivos.

Asimismo, el balance 2013 del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), destaca que el Crédito de Desarrollo Humano se entregó a aproximadamente 170.000 personas; las pensiones jubilares no remunerativas vincularon a 2.400 beneficiarios; la entrega de pensiones a personas con discapacidad se incrementó en 20%; y la inversión en erradicación de la indigencia y el trabajo infantil cubrió a 45.000 personas con un presupuesto de US$7 millones.

Para el actual gobierno la inversión en la niñez es prioritaria, pues la primera infancia es la posibilidad cierta y concreta para romper con el círculo de la pobreza, en este sentido el gobierno brindó atención integral a aproximadamente 320.000 niños y niñas a través de los Centros Infantiles del Buen Vivir y en la modalidad Creciendo con Nuestros Hijos.

En estos espacios se atiende a niñas y niños de hasta 3 años de edad; priorizando a grupos vulnerables en condición de pobreza; desnutrición; e hijos de madres adolescentes que no cuentan con un adulto que se encargue de su cuidado y desarrollo integral.

El reto para el 2017 es cubrir con servicios integrales a aproximadamente 500.000 niños y niñas con un presupuesto de alrededor de 2.000 millones de dólares. Hasta finales de diciembre de 2013, el MIES inauguró 28 Centros Infantiles del Buen Vivir.

El Buen Vivir en cifras. De diciembre de 2012 a octubre de 2013 la cobertura de los servicios de centros infantiles se incrementó de 92.000 a 313.000 niños y niñas atendidos.

En el mismo periodo la cobertura de servicios a adultos mayores se incrementó de 12.026 a alrededor de 15.000 personas atendidas, lo que representa un aumento del 28% de cobertura.

La atención a personas con discapacidad pasó de 10.000 a 23.000 de diciembre de 2012 a finales del año 2013, es decir la cobertura se amplió a 13.000 personas con discapacidad, lo que implica un crecimiento que supera el 100%.

La entrega del Bono de Desarrollo Humano se redujo en 2013, pues alrededor de 100.000 hogares salieron de su situación de extrema pobreza.

El Crédito de Desarrollo Humano se entregó a 18.000 personas en 2013.

El salario básico para el 2014 se concretó en US$340 mensuales, cifra que sumando los sobresueldos y remuneraciones extras supera el salario digno establecido en US$397 y con lo que se cubre la canasta básica estimada en alrededor de US$600 para una familia tipo de 4 personas con 1,6 perceptores.

Ecuador invierte 25% de su presupuesto en educación, cultura y deporte.