En el tercer encuentro de Altos Representantes (Senior Official’s Meeting SOM, por sus siglas en inglés), la representante de la delegación chilena Ana Novik, indicó que al cumplirse este año  el plazo propuesto por los líderes en la cumbre de Bogor, (Indonesia 1994), de lograr la liberalización y apertura del comercio y la inversión para las economías desarrolladas y al 2020 las economías en desarrollo, Chile tiene un gran desafío.

"Chile, al momento de ingresar al foro en 1994, manifestó su compromiso por alcanzar las Metas de Bogor el 2010, junto a las economías desarrolladas", indicó la funcionaria de gobierno.

Actualmente, cinco economías desarrolladas -Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda y Estados Unidos y 8 economías en desarrollo –Chile, Hong Kong, China, Corea, Malasia, México, Perú, Singapur y Taipei China, están siendo evaluadas en sus esfuerzos por cumplir el objetivo que tiene como fecha tope este ejercicio.

Frente a este punto Novik indicó que en la reciente reunión de Sendai, los Altos Representantes avanzaron en su discusión sobre el contenido de las conclusiones del texto que está redactando Japón y que será entregado a los líderes en noviembre, con la evaluación del cumplimiento de las mencionadas metas.

"Este documento será clave para mostrar al mundo los esfuerzos que han realizado las economías del Asia-Pacífico, en el logro de su apertura y liberalización comercial y lo que aún falta por hacer" puntualizó Novik.

En el encuentro, "también abordamos temas relacionados a los avances de la estrategia de crecimiento de APEC, en la Nueva Reforma Estructural de APEC y las diversas iniciativas para la integración económica regional, como el Área de Libre Comercio del Asia-Pacifico (FTAAP) y los posibles caminos para lograrla"

Este tema, que es parte esencial de APEC, fue recomendado por el sector privado (ABAC, por sus siglas en inglés Business Advisory Council) en el 2004, año en que Chile fue el anfitrión del foro.

Entre las ideas planteadas en la reunión de Sendai, se habló de que APEC podría ser una incubadora para “temas nuevos” (medidas restrictivas más allá de las fronteras) que debiera incluir un  FTAAP en la Región, aunque es un tema en desarrollo, ya que necesitará más discusión dentro del foro.