Nueva York. China intensificó su retórica contra Estados Unidos este martes, al acusar al país a través de una agencia china de calificación crediticia, de que intenta incumplir el pago de su deuda al debilitar deliberadamente su moneda.

China y Estados Unidos han intercambiado palabras en años recientes sobre la fortaleza de la moneda china contra el dólar estadounidense y el déficit comercial de Estados Unidos con China. Estados Unidos depende fuertemente de los flujos de capitales para financiar su déficit.

En un comunicado en inglés de la firma Dagong Global Credit Rating Co, Ltd publicado en su sitio web, la agencia de crédito bajó la calificación crediticia de la deuda soberana de Estados Unidos en moneda local y extranjera a "A+" desde "AA", para reflejar lo que describió como el "deterioro de la capacidad del país para pagar su deuda y un drástico declive en la intención del Gobierno de repagar deuda".

La medida se conoce apenas pocos días antes de una cumbre del G-20 en Seúl, donde se espera que los tipos de cambio y sus efectos en el comercio global sean un tema clave.

La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de lanzar un controversial programa para comprar US$600.000 millones más en bonos del Gobierno hasta mediados del próximo año para darle vida a la tambaleante economía del país, también ha recibido fuertes críticas antes del encuentro del G-20.

"El análisis de Dagong no es completo pero ciertos puntos que mencionan son verdaderos", dijo Herbert Kaufman, profesor emérito de la Escuela de Negocios W. P. Carey de la Universidad del Estado de Arizona. "No es claro que las herramientas de política monetaria utilizadas serán suficientes" para estimular la economía estadounidense.

Kaufman enfatizó, no obstante, que el análisis de Dagong falló al no tomar en cuenta la capacidad histórica y la responsabilidad de Estados Unidos de repagar deuda.

"O ellos no apreciaron eso o no lo quisieron apreciar", dijo.

Kaufman, un ex economista de Fannie Mae en Washington, dijo que estaba consciente de la existencia de Dagong pero que no estaba familiarizado con la firma. También advirtió que no se debían sacar muchas conclusiones de la traducción literal en inglés en el sitio web de la agencia y agregó que se debería interpretar en el contexto de la fuente de opinión.

Según su sitio web, Dagong Global Credit Rating Co Ltd es una agencia especializada en la calificación de crédito y análisis de riesgo, una institución fundada en 1994 bajo la aprobación conjunta del Banco Popular de China y la antigua Comisión Estatal de Economía y Comercio de China.

"El Gobierno chino tiene intereses sobre opiniones de tópicos como este que son expresados ostensiblemente por instituciones privadas", dijo Joseph Trevisani, jefe analista de mercados con FX Solutions en Saddle River, Nueva Jersey. "De manera que es difícil creer que tal opinión no refleje al menos la aprobación parcial del Gobierno chino".

Trevisani dijo que nunca antes había escuchado de Dagong antes de ser consultado por Reuters.

Culpa a crisis crediticia de EE.UU. Dagong atribuyó la actual crisis crediticia de Estados Unidos a "la extensa acumulación de contradicciones en su sistema económico".

La agencia dijo que la potencial crisis mundial resultante de la depreciación del dólar incrementará la incertidumbre sobre la recuperación económica de Estados Unidos.

"Bajo las circunstancias de que ninguno de los factores que influyen en la economía estadounidense han variado explícitamente para mejor, es posible que Estados Unidos continuará expandiendo el uso de su política monetaria flexible, perjudicando los intereses de sus acreedores", dijo Dagong.

La agencia calificadora sugirió que Estados Unidos podría enfrentar riesgos impredecibles de solvencia en los próximos uno a dos años y le asignó un panorama negativo, tanto a las calificaciones de deuda en moneda local como extranjera.

Estados Unidos tiene la alta calificación crediticia de Aaa por parte de la agencia Moody's y de AAA por S&P y Fitch.

En todo caso, China tiene mucho que perder si su denuncia demuestra ser correcta, lo que da cierta credibilidad a la rebaja de la calificación.

China, el mayor comprador de bonos del Tesoro de Estados Unidos, elevó sus tenencias en 21.700 millones de dólares para un total de 868.400 millones de dólares en agosto, según datos del Departamento del Tesoro.

Aunque la composición de las reservas monetarias extranjeras de China es desconocida, los analistas creen que cerca de dos tercios se mantienen en dólares estadounidenses.

"En vista de que son grandes tenedores de bonos del Tesoro de Estados Unidos, la rebaja en la calificación no es para ventaja de ellos", dijo Kaufman de la Escuela de Negocios W. P. Carey.