Shangai. El banco central de China llevó este jueves al yuan más allá de 6,6 unidades por dólar, fijando la tasa de referencia diaria de la moneda por primera vez sobre ese nivel, antes de una visita a Estados Unidos del presidente chino Hu Jintao la próxima semana.

El avance del yuan en los últimos días, tomando como base los máximos sucesivos de su tasa de referencia diaria, refleja un patrón en el que Pekín ha permitido la apreciación de la moneda antes de importantes reuniones políticas, donde a menudo enfrenta llamados para una apreciación adicional.

En el último llamado de ese tipo, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo este miércoles que China debe permitir que el yuan se fortalezca con más rapidez, una decisión que podría abrir el acceso a tecnología estadounidense, negado por largo tiempo a Pekín.

El Banco del Pueblo de China estableció el tono para un día de fortalecimiento del yuan al fijar su punto de referencia contra el dólar a 6,5997 unidades, la primera vez en que la tasa desde la cual el yuan puede subir o caer un 0,5% en un día se ubica sobre 6,6.

Para las 0213 GMT el yuan se apreciaba 6,5940 unidades contra el dólar, un avance de un 3,53% desde que se removió la fijación de la moneda china en relación con el billete estadounidense en junio pasado.

Aunque Pekín a menudo muestra reticencia a la presión estadounidense para que el yuan se fortalezca, en la práctica permite que su moneda se aprecie antes de importantes eventos políticos, reconociendo la importancia de los lazos entre las dos mayores economías mundiales, dijeron operadores.

A largo plazo, se cree que China permitiría que el yuan se aprecie un 5,4% a cerca de 6,3 unidades contra el dólar para fines de este año como parte de su esfuerzo para enfrentar la inflación, de acuerdo a una encuesta de Reuters a más de 40 economistas y estrategas realizada esta semana.

Aunque las ganancias del yuan contra el dólar se han acelerado desde que se removió la fijación y especialmente durante el mes pasado, su valor contra una canasta de monedas ha seguido estable en buena parte.