Pekín. China mantendrá una política fiscal "proactiva" en el 2011 para construir carreteras, metros y otros proyectos de infraestructura, dijo este domingo la agencia de noticias Xinhua, citando al jefe del Instituto de Investigación de Ciencia Fiscal del Ministerio de Finanzas.

En declaraciones en el foro textil de la Conferencia Anual de China 2011, Jia Kang dijo se necesitaban programas adicionales de inversión, incluso después del lanzamiento de un estímulo de 4 billones de yuanes (US$585.000 millones) por parte del gobierno central en el 2008 destinado a combatir la crisis mundial.

Durante la Conferencia Central de Trabajo Económico anual en diciembre funcionarios decidieron continuar con la política fiscal proactiva en el 2011, mientras que cambiaron su postura monetaria desde "relativamente flexible" a "prudente".

Tras años de ser "proactiva", Jia dijo que la política fiscal china regresaría a "prudente" cuando sea apropiado.

"Sin embargo, será una salida gradual que posiblemente no sucederá en el 2011", afirmó Xinhua, tras citar al funcionario.

Muchos economistas privados han dado crédito al paquete de estímulo de Pekín por ayudar a la economía de China a seguir mostrando un fuerte crecimiento, mientras que otros países sufrieron fuertes recesiones durante la crisis financiera global.

Pero otros han señalado que el plan de estímulo debió haberse enfocado más en apuntalar la demanda doméstica, lo que podría hacer a la expansión menos dependiente de programas de gastos directos del gobierno.

Sin embargo, Jia dijo que varias regiones y ciudades aún necesitan vías apropiadas o sistemas de metro, señalando que en particular Pekín requería más líneas de trenes subterráneos para aliviar las severas congestiones de tráfico.