Las declaraciones que hace pocos días emitió el ministro de Hacienda de Colombia, Juan Carlos Echeverry, refiriéndose a que el TLC de su país con Estados Unidos no es de vieda o muerte, dejó ciertas dudas de la connotación que el tratado tiene para ambas naciones.

En este sentido, hay que recordar que el intercambio comercial entre los dos países supera los US$25.000 millones, cifra que no es menor para ninguno de los estados.

De hecho, a julio de 2010 Estados Unidos le vendió a Colombia US$5.904 millones, mientras que US$11.000 millones fueron las exportaciones de productos colombianos a EE.UU. entre enero y agosto pasados, según Portafolio.

Lo anterior se traduce en que en materia de intercambio comercial, ni Colombia es pequeña para Estados Unidos, ni lo contrario.

En este sentido, el presidente de la Cámara Colombo-Americana, Camilo Reyes, expresó su satisfacción por el reciente anuncio de los presidentes de ambos países, Barack Obama y Juan Manuel Santos, de orientar la agenda binacional hacia esquemas de cooperación en generación de energías limpias, responsabilidad social empresarial, medio ambiente y lucha contra el cambio climático, publica el mismo medio.

Para Colombia, la meta anunciada por Obama de quintuplicar sus exportaciones en los próximos cinco años significa un nuevo aire para la posibilidad de que el TLC sea aprobado en los próximos meses.