Bogota. Colombia registraría en el 2011 un déficit fiscal inferior al previsto inicialmente, a pesar del gasto adicional por la emergencia ocasionada por las lluvias, por un fuerte aumento en el recaudo de impuestos, dijo este miércoles el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry.

El funcionario reveló que el recaudo de impuestos en enero se incrementó en un billón de pesos (US$540 millones), equivalente a un 15,5% en comparación con el mismo mes del año pasado.

Echeverry afirmó que el déficit del gobierno central se situaría en cerca de un 4% del Producto Interno Bruto (PIB), incluyendo el gasto adicional que requiere la emergencia social que decretó el gobierno para atender la crisis por las lluvias de finales del año pasado, que dejaron más de 300 muertos y 2,2 millones de damnificados.

Para este año, el gobierno estableció en 4,1% del Producto Interno Bruto (PIB) la meta de déficit fiscal del gobierno central y uno consolidado de 3,4% del PIB.

"El 2011 comienza con una excelente noticia en materia de recaudo y es que estamos superando el recaudo de enero de 2010 en 1 billón de pesos", dijo Echeverry a periodistas.

El déficit del gobierno nacional central se redujo a 3,7% del PIB en el 2010, 0,6 puntos porcentuales frente a lo proyectado inicialmente, según cálculos preliminares que no incluyen el efecto de la emergencia invernal.

"Para éste año la meta es mantener ese 3,7%, la emergencia invernal nos puede sumar 0,2% o O,3% adicional, que puede quedar alrededor de 4%", explicó Echeverry.

Al incluir el costo fiscal de la emergencia por las lluvias, el déficit del Gobierno Nacional Central asciende a 3,9% del PIB, desde el 4,1% observado en 2009 y por debajo de la meta de 4,3% para el 2010.

En lo que respecta al déficit fiscal del Sector Público Consolidado, alcanzó 3% del PIB, incluyendo el efecto de la emergencia causada por el invierno, frente a un déficit que había sido proyectado en 3,6%.

El año pasado, el Congreso aprobó una ley para cambiar las normas tributarias, que acabó con la deducción del 30% en el impuesto a la inversión en activos fijos, y optimiza la recaudación, que le garantizaría al gobierno ingresos adicionales por US$2.700 millones en total.

El recaudo tributario del país totalizó 65,2 billones de pesos (US$35.198 millones) en el 2010, con un alza de 2,2% frente al 2009.

Echeverry manifestó que los resultados ayudarán para que el país recupere posiblemente en el primer semestre del año el grado de inversión por parte de las calificadoras de riesgo, que perdió en la crisis de finales de la década de 1990.

El gobierno realizó una adición al presupuesto de gasto del 2011 por 5,7 billones de pesos (unos US$3.000 millones) dentro del estado de emergencia que decretó en diciembre pasado, sin aumentar el endeudamiento interno o externo frente a lo previsto.

La adición se cubrirá con la venta de acciones de Ecopetrol e impuestos decretados a finales del 2010.