Lima, Andina. El Protocolo entre la República del Perú y el Reino de Tailandia para Acelerar la Liberalización del Comercio de Mercancías y la Facilitación del Comercio, también denominado Protocolo de Cosecha Temprana, y sus protocolos adicionales, entrarían en vigencia a partir de enero del 2012, informó el viceministro de Comercio Exterior, Carlos Posada.

El Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) ratificó mediante un decreto supremo publicado este miércoles que dicho protocolo suscrito el 19 de noviembre del 2005 en la ciudad de Busán (República de Corea), y sus protocolos adicionales, y dispuso que se de cuenta del mismo al Congreso de la República.

El Primer Protocolo Adicional fue suscrito el 16 de noviembre del 2006 en la ciudad de Hanoi (Vietnam), el Segundo Protocolo Adicional el 13 de noviembre del 2008 en la ciudad de Singapur (Singapur) y el Tercer Protocolo Adicional el 18 de noviembre del 2010 en la ciudad de Bangkok (Tailandia).

Posada manifestó que esta ratificación del MRE del Protocolo de Cosecha Temprana y sus protocolos adicionales significa la incorporación de los mismos a la legislación nacional peruana.

En el caso de Tailandia, el Protocolo de Cosecha Temprana ya ha sido aprobado por la Cámara Baja de su Congreso y en las próximas semanas será votado en la Cámara Alta, luego de varios años en que no pudo ser sometido a votación por diversos problemas políticos en dicho país.

“Una vez que lo apruebe el Senado tailandés, el ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) publicará un decreto supremo que fijará la fecha de entrada en vigencia del protocolo, lo que se espera sea el primero de enero del próximo año”, declaró a la agencia Andina.

Además, anunció que la Cámara Alta del Congreso tailandés no sólo ratificará el protocolo sino también aprobará una autorización para que su gobierno inicie negociaciones con Perú con el fin de que dicho acuerdo se convierta en un Tratado de Libre Comercio (TLC).

“En paralelo se iniciaría la negociación para convertir el protocolo en un TLC y, si bien aún no se tiene la fecha de inicio de las negociaciones, probablemente sea a mediados del próximo año”, indicó.

Recordó que el 75 por ciento de las partidas arancelarias están en el Protolocolo de Cosecha Temprana, así como las cláusulas de origen, sanitarias y fitosanitarias, de defensa comercial, de aduanas y facilitación del comercio, solución de controversias y asuntos institucionales.

Es decir, para convertirlo en un TLC faltaría negociar los capítulos de servicios, inversión, propiedad intelectual, movimiento de personas, comercio electrónico, probablemente analizar la posibilidad de compras públicas, entre otros temas que consideran estos acuerdos, explicó.

Precisó que la eliminación de aranceles para la mayoría del 75 por ciento de las partidas es automática con la entrada en vigencia del protocolo, la desgravación arancelaria en algunas partidas tendrá un plazo de cinco años y menos del diez por ciento de estas partidas tendrá un plazo máximo de diez años.

Entre los principales productos beneficiados están la pota, los calamares, las uvas, tara, peces ornamentales, harina de crustáceos, preparaciones curtientes, manufacturas de zinc, piritas de hierro, boratos, fungicidas y preparados refractarios.

Se suman productos agropecuarios como lúcuma, mangos, paltas, frutas tropicales, cítricos, espárragos, cebollas, páprika, café, maderas; agroindustriales tales como maca, uña de gato, grasas y aceites animales, jugos de fruta, jugos y extractos de vegetales, frutas en trozos.

Entre las manufacturas están zinc para baterías, ácido ortobórico, óxido de zinc, materias colorantes de achiote, carmín de cochinilla, polietileno, lana de alpaca, joyería, telas y prendas de vicuña y alpaca; y productos acuícolas como son langostinos, camarones y caracoles.