La firma del Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea suscrito en junio pasado ya empieza a dar frutos. Inglaterra está decidida a aprovechar las ventajas que ofrece el convenio y estrechar sus vínculos comerciales con Panamá, sin perder de vista compatibilidad de dichas prácticas con el medio ambiente.

La visita de Richard Benyon, ministro británico de Ambiente y Agricultura, marcó el inicio de nuevas relaciones entre ambos países, dijo Michael John Holloway, embajador de ese país en la nación canalera.

”Queremos que Panamá sea exportador de productos al mercado inglés, además, se trata de tomar ventajas del nuevo acuerdo de asociación entre la Unión Europea y Centroamérica. Sin embargo, la única manera de penetrar el mercado inglés es garantizar que los productos sean cultivados en un ambiente sostenible y amigable con el medio ambiente”, señaló el embajador.

La Unión Europea es el segundo socio comercial de Panamá después de Estados Unidos. En materia de productos agrícolas, es el principal destino de las exportaciones panameñas. Los envíos a este mercado representan cerca del 70% del total exportado, reporta el periódico La Estrella de Panamá.

La visita del ministro de Agricultura inglés sirvió para realizar acercamientos entre la Autoridad Nacional del Ambiente, el Ministerio de Agricultura y el sector privado, con el fin de explorar las posibilidades de desarrollar un proyecto piloto para que Panamá aumente la productividad de alimentos bajo las exigencias del mercado inglés y que puedan suplir a las cadenas de supermercados.