El Acuerdo de Asociación entre la Unión Europea y Centroamérica entrará en vigor el próximo 15 de mayo de acuerdo con la decisión que tomaron representantes de ambos bloques.

Sin embargo, los únicos países en Centroamérica que ya están en condiciones para gozar de los nuevos beneficios son Nicaragua y Honduras, debido a que los congresos de ambos países ya ratificaron el acuerdo.

De ese modo, tanto Nicaragua como Honduras podrán comenzar a exportar hacia Europa bajo las nuevas preferencias arancelarias y gozar de las cuotas regionales también pactadas por ambas regiones para productos como carne, atún, arroz, azúcar, maíz dulce, hongos preservados, almidón de yuca, ajos frescos o refrigerados y otros que entrarán con cero arancel.

El viceministo de Comercio Exterior de Costa Rica, Fernando Ocampo, hizo memoria de la Cumbre Empresarial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños-Unión Europea (CELAC-UE) en la que se decidió la fecha para darle luz verde al acuerdo.

La decisión permitirá activar el pilar comercial del enlace, pero ese es solo uno de tres pilares. Los restantes, político y cooperación, tendrán que esperar la aprobación de los 27 países que conforman la Unión Europea para hacerse efectivos, destaca El Financiero.

Ocampo señaló que “por lo tanto, a partir de ese momento, los países que ya hayan cumplido con sus procedimientos internos, podrían empezar a disfrutar de los beneficios del acuerdo.”

El congreso tico anunció, la semana pasada, que iniciaría la discusión del Acuerdo de Asociación tras la aprobación del Tratado de Libre Comercio con Singapur. Por su parte, el tema aún no está siendo estudiado en el congreso salvadoreño y tampoco hay muestras de que eso suceda en un futuro cercano. Finalmente, Guatemala estaría también a la espera de la ratificación del acuerdo.