La crítica bajante del Río Paraguay genera un comportamiento atípico en el comercio exterior, desencadenando una alta concentración de operaciones en las aduanas ubicadas aguas abajo de la capital, según informaciones divulgadas por la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).

El Sistema Sofia de aduanas registró en el lapso comprendido del 1 al 18 de enero, un ingreso de un total de 29,586 millones de guaraníes (US$6.249) en Villeta, representando un incremento de 716% con relación a similar periodo del año anterior, habiendo alcanzado apenas 3,626 millones de guaraníes (US$765,9).

En Pilar, capital de Ñeembucú, la administración de aduanas ingresó 15,126 millones de guaraníes (US$3.195), lo que significa un aumento del 192% de aumento con respecto al mismo período del año anterior que fue de 5,174 millones de guaraníes (US$1.092).

Los múltiples inconvenientes ocasionados por la baja del río, obligaron a desplazar gran parte de las operaciones de comercio exterior a ambas bases aduanero portuarias.

Actualmente, existen una decena de dependencias de la DNA sobre el Río Paraguay, que representan el 36% de la entidad sobre un total de 28 unidades administrativas en todo el territorio nacional.

Las aduanas instaladas sobre la ribera del citado cauce hídrico son las de Concepción,  Capital, Caacupemí, Puertos y Estibajes, Empedril SA, Paksa, Itá Enramada, Terport, Villeta y Pilar.

Estas 10 administraciones ubicadas sobre la ribera recaudaron en este mismo perÍodo un total de 143,618 millones de guaraníes (US$30.336), que representan un 50% del total recaudado por la entidad, que llegó a 289.140 millones de guaraníes (US$61.074).

A pesar de los inconvenientes de navegabilidad, la administración de aduanas recaudó un total de 289,140 millones de guaraníes (US$61.074) en la primera quincena de enero, representando un incremento del 12% en comparación con el período anterior, que fue de 259,023 millones de guaraníes (US$54.713), concluyó el informe.