Sao Paulo. La alta cotización del dólar en Brasil, que esta semana alcanzó el máximo nivel desde 2004, puede "presionar" los precios de los alimentos, con un mayor impacto en hortalizas, legumbres y verduras, advirtieron hoy especialistas.

El dólar cerró hoy con un valor de 2,834 reales para la venta en el tipo de cambio comercial, una cotización que puede elevar la importación de insumos utilizados por el sector a corto plazo, según comentó a EFE el vicepresidente de Productos del banco de crédito corporativo Indusval & Partners (BI&P), André Mesquita.

El economista indicó que productos como las hortalizas, legumbres y verduras reciben un mayor impacto con el alza del precio de los insumos utilizados en su producción, diferente de lo que ocurre con materias primas agrícolas como la soja, maíz, café y azúcar, que compensan ese gasto con exportaciones en dólares.

"Ese es un mercado de ajuste muy rápido, si aumenta el costo de la producción eso rápidamente se transfiere para el precio que se lleva al consumidor", explicó Mesquita.

En el caso de las materias primas, el economista del BI&P destacó que a pesar del aumento de los costos de producción, el dólar alto ayuda más al productor exportador.

"El dólar apreciado ayuda a la agroindustria y él ya esta ayudando este año porque muchos insumos fueron comprados antes con un dólar a 2,60 reales, aunque ese efecto no será transferido totalmente para una cosecha que vivirá con un real devaluado, como será la de 2016", opinó Mesquita.

El presidente de la Asociación de Comercio Exterior (AEB), José Augusto Castro, indicó a Efe que la devaluación del real permitirá que la balanza comercial tenga un superávit de unos 8.000 millones de dólares en 2015, frente al déficit de un poco más de tres millones de dólares con los que cerró 2014.