Washington, Xinhua. Al momento en que la secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, concluyó su viaje de 11 días por Africa, el cual fue considerado por algunos medios como un esfuerzo para contrarrestar la creciente influencia de China en ese continente, algunos expertos señalan que Washington tiene muchas ideas erróneas en relación con la inversión de China en esa región.

Los expertos dicen que aunque la influencia de China en Africa está en la mente de Washington, no fue la única razón para el viaje de Clinton debido a que varios temas como la seguridad y el comercio también son importantes.

"La influencia de China en Africa está en la mente de Washington, pero no considero que haya sido el motivo principal de este viaje", dijo Doug Bandow, analista de política exterior del Instituto Cato, un grupo de expertos estadounidenses libertarios con sede en Washington.

Sin embargo, Estados Unidos está consciente de la presencia en China en Africa y quiere "retar en cierta medida el aparente atractivo, digamos, del modelo de China. Por lo tanto, considero que existe un elemento de lo que es importante para la planeación de Estados Unidos", dijo Bandow en entrevista con Xinhua.

Mwangi Kimenyi, director de la Iniciativa de Crecimiento de Africa del Instituto Brookings, dijo que además de otros intereses nacionales de Estados Unidos, el tema de China estuvo en la mente de Clinton al planear su itinerario.

"De modo que sí, considero que China está teniendo influencia en Africa y que Estados Unidos está un poco preocupado por eso", dijo Kimenyi.

Sin embargo, Kimenyi no está de acuerdo con las críticas hacia China en el sentido de que este país está extrayendo los recursos africanos sin beneficiar a los residentes locales y señaló que China ha emprendido varios proyectos para beneficio de las comunidades locales.

1325

 

"Apenas esta mañana conduje por una gran autopista que está a punto de ser terminada por China", dijo Kimenyi en entrevista telefónica con Xinhua desde Kenia. "Esto es muy valioso para los africanos".

"Uno de nuestros principales problemas es lo que se conoce como 'el déficit de infraestructura'", dijo, en una referencia a la falta de infraestructura en algunos países africanos, como las carreteras, lo que obstaculiza el comercio y detiene el desarrollo.

"Y China de hecho está ayudando a cerrar esa brecha. China está haciendo mucho para reducir nuestro déficit de infraestructura", dijo.

China también ha sido criticada por algunos medios occidentales por realizar inversiones en países africanos no democráticos sin condición alguna. Por otra parte, Estados Unidos ha sido vapuleado por lo que los críticos dicen que es un intento por imponer sus valores democráticos a los países africanos como condición para la inversión o para la ayuda para el desarrollo.

En efecto, algunos críticos señalan que Estados Unidos tiene que bajar el tono de lo que llaman el fervor de tipo misionero de Washington en cuanto a la propagación de la democracia. "Creo que Estados Unidos va demasiado lejos en la exportación de valores", dijo Kimenyi.

"Por otra parte, sobre la cuestión de si China simplemente está extrayendo recursos, creo que esto (esta acusación) es un poco injusto", dijo. "Estados Unidos no debe asumir una posición de superioridad con respecto a la extracción de recursos. Es necesario lidiar con el tema central para asegurarnos de que exista transparencia en la extracción de estos recursos".

Otros analistas observaron que la imposición de condiciones para la inversión es una larga tradición estadounidense que se remonta a la administración del ex presidente estadounidense Jimmy Carter e incluso a épocas previas.

Bandow señaló que un poco de competencia por la influencia en Africa no necesariamente es mala porque la competencia genera más opciones económicas.

Los africanos se beneficiarán más si más de un país se interesa en invertir y en desarrollar su territorio, dijo, y agregó que "los países africanos usarán esto para su beneficio".