Dado que Europa es un mercado importante para las exportaciones costarricenses, la crisis en ese continente tendrá sin duda un impacto en el país. Sin embargo, según los especialistas, este sería moderado y diferente al de los eventos de 2008-2009.

En eso coincidieron el economista y exministro de Comercio Exterior (Comex), Alberto Trejos, y la actual jerarca de ese despacho, Anabel González, reporta el periódico costarricense La Nación.

“En todo caso, le estamos dando un seguimiento muy estrecho al comportamiento del mercado europeo para ver si se empieza a percibir algún impacto”, dijo González.

La funcionaria recordó que al analizar el comportamiento de las exportaciones a Europa en el 2009, año de mayor impacto de la pasada crisis, se observa cómo cerca del 70% de los productos tuvieron un comportamiento contracíclico.

El resultado de eso fue que la demanda de los bienes no se disminuyó por efecto de la crisis.

Trejos detalló que posiblemente el efecto de la crisis en Europa ya se está sintiendo en Costa Rica. Pero consideró que, a diferencia de el anterior ciclo de crisis, este no será tan acentuado.

Una de las razones, explicó, es que el tipo de producto exportado a Europa son bienes muy básicos y es poco probable que la demanda de ese tipo de artículos, en un lugar tan rico como Europa, sea muy volátil a las condiciones económicas.