La Paz. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia indicó que el intercambio se llevó a cabo en el marco del "Primer encuentro empresarial de negocios e inversiones Bolivia-Irán" realizado en la ciudad de La Paz.

El evento binacional fue organizado en colaboración con el Viceministerio de Comercio Exterior e Integración de Bolivia y la embajada de la República Islámica de Irán.

Participó además la Cámara de Comercio, Industrias y Minas de Irán, así como la Cámara de Exportadores, Logística y Promoción de Inversiones de Santa Cruz (Cadex).

La cita comercial contó además con una centena de empresarios bolivianos, dándose así un primer acercamiento ante posibles oportunidades de negocios e inversión.

El encuentro se llevó a cabo en el marco de la visita a Bolivia de una comitiva iraní conformada por 70 empresarios de diferentes sectores, liderada por el ministro de Asuntos Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif.

La gira tuvo como objetivo expandir y afianzar las relaciones diplomáticas del país de Medio Oriente en Latinoamérica.

El canciller iraní se reunió previamente en la ciudad oriental de Santa Cruz de la Sierra con el presidente boliviano, Evo Morales, para repasar la relación bilateral, proyectos y perspectivas de ambas naciones.

Morales obsequió en la ocasión al visitante dos cuadros y un par de figuras indígenas en señal de bienvenida.

A su vez, el vicepresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Minas de Irán (ICCIMA), Farhad Sharif, explicó las bases prioritarias para realizar negocios con su nación.

En tanto, el presidente de la Cadex, Wilfredo Rojo, fue el encargado de precisar las formas de negociar con el país sudamericano.

Destacó que este primer encuentro demostró la voluntad de ambos gobiernos para establecer lazos entre sectores públicos y privados, al ser los motores del desarrollo comercial.

A su juicio, la visita de la comitiva iraní perfila la apertura de nuevos mercados para la producción boliviana y creará un buen ámbito en las exportaciones a Medio Oriente.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Ronald Nostas, expuso que el evento internacional fue una oportunidad para que los emprendedores bolivianos dieran a conocer sus iniciativas exportadoras.

Dijo ante periodistas que existe interés por parte de los empresarios iraníes en comprar productos orgánicos bolivianos como quinua (cereal), chía, sésamo y almendras, entre otros, así como en el sector de energía e hidrocarburos.

Los iraníes, por su parte, ofrecen equipos médicos y hospitalarios, fármacos, cosméticos y detergentes, así como acuerdos en agroalimentos, agroturismo y energéticos.

Nostas comentó que se espera que muchas iniciativas empresariales presentadas a sus similares de Irán se concreten en un futuro cercano.

"Muchos (empresarios bolivianos) esperan que se creen las condiciones favorables para llegar a los mercados persas, tomando en cuenta la potencialidad de la economía iraní", afirmó.

Entre lo más demandado por los empresarios iraníes, destacan los sectores de energía, alimentos e hidrocarburos.

Bolivia es el quinto país que recibe al jefe de la diplomacia iraní en su primera gira por América Latina, tras estar en Nicaragua, Cuba, Ecuador y Chile. Su última escala luego de Bolivia será Venezuela.