Buenos Aires. El gobierno argentino anunció este martes que aplicará por seis meses aranceles antidumping a las importaciones de compresores a tornillos para gases de Brasil, en una decisión que podría generar nuevos roces con su socio comercial en el Mercosur.

La medida supone la aplicación de un derecho de 38% sobre el valor FOB declarado del producto mientras las autoridades argentinas siguen investigando el caso presentado por la empresa VMC Refrigeración, dijo el Ministerio de Industria en una resolución publicada en el Boletín Oficial.

El ministerio consideró que las importaciones de estos artículos brasileños causan daño a los mismos productos de origen argentino.

Según se señaló en la resolución, la participación en el consumo aparente de las importaciones de estos productos originarios de Brasil "llegó al 53%, desplazando a las ventas de producción nacional, que bajaron al 27%".

La participación de los compresores brasileños llegó al 53%, desplazando a las ventas de producción argentina, que bajaron a 27%.

"Se han reunido elementos que permiten determinar preliminarmente la existencia de margen de dumping en la exportación hacia la República Argentina de unidades compresoras tornillos para gases (excepto aire), incluso las del tipo de las utilizadas en instalaciones frigoríficas (...) originarios de la República Federativa del Brasil", consignó la resolución.

En las investigaciones hechas por las autoridades comerciales argentinas se determinó que las importaciones de esos productos originarios de Brasil "ingresaron con precios inferiores a los de los similares de producción nacional, con un diferencial de precios creciente", agregó.

El presidente de la firma demandante argentina MNC Refrigeración, Marcelo Modenesi, dijo que su empresa "está en perfectas condiciones de sustituir importaciones en condiciones desleales y abastecer el mercado local", informó el Ministerio de Industria en un comunicado.

La decisión del martes se suma a una anunciada el mes pasado, cuando el Gobierno argentino dijo que mantendría medidas antidumping por cinco años para los artículos sanitarios de cerámica provenientes de su socio en el Mercosur.

También ha aplicado recientemente trabas a importaciones de China, Rumania, Tailandia, Indonesia y Nueva Zelanda dentro de una política de monitoreo que, según el gobierno busca dar previsibilidad a los empresarios locales.

Estas medidas le han generado al país acusaciones de proteccionismo desde distintos sectores.