Buenos Aires. Argentina dispuso este lunes un nuevo esquema para los impuestos que aplica a las ventas externas de crudo, un cambio que aumenta el ingreso de las petroleras y busca impulsar las inversiones del sector.

Las empresas recibirán a partir de este martes US$70 por cada barril de petróleo exportado, desde los US$42 actuales, según el detalle de la norma publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Las exportaciones de petróleo están reguladas en Argentina porque el Gobierno busca garantizar el abastecimiento doméstico ante la persistente caída en la producción desde 1998.

Hasta ahora, el Estado retenía la diferencia entre el valor efectivamente pagado por el petróleo en el exterior y US$42, que era lo que recibían las petroleras.

Pero a partir de ahora el fisco sólo percibirá la diferencia entre el precio internacional y US$70, siempre que el precio internacional supere a los US$80 por barril.

Desde la nacionalización de YPF, en mayo del año pasado, el Gobierno busca revertir la caída de la producción de hidrocarburos que obligan al Estado a desembolsar cifras millonarias en importaciones energéticas.