La cifra equivale a una mejora de 26,3% respecto a la ganancia de 5.805 millones registrada entre enero y junio de 2011, informó este lunes el Indec.

En junio, el saldo del intercambio dejó un superávit de US$1.024 millones, apenas por debajo de los US$1.039 millones de igual mes del año pasado.

Durante el mes pasado, las exportaciones cayeron un 10% en términos interanuales para sumar US$7.121 millones.

Las importaciones, por su parte, sumaron US$6.097 millones, un 12% menos que en junio del año pasado.

En el semestre las compras retrocedieron el 6% para alcanzar un acumulado de US$32.311 millones, mientras que las ventas al exterior bajaron 1,0% para quedar en US$39.647 millones, en un marco de retracción del intercambio a nivel mundial.

En lo que respecta a los destinos, en lo que va del año el Mercosur resultó el principal mercado para las exportaciones argentinas, al explicar el 23% del total, seguido por la región Asia-Pacífico, con el 17%; la Unión Europea 15%, y los países que integran el Tratado de Libre Comercio (NAFTA-TLC), con el 9%.

También el Mercosur resultó el principal proveedor con el 28% de las compras, seguido por la región Asia Pacífico con el 21%; quedando en tercer lugar a la UE con el 19%; y el TLC-NAFTA, con el 17%.

La semana pasada, el secretario de Política Económica, Axel Kicillof destacó el efecto negativo que tiene “la crisis mundial”, en Argentina, ya que Estados Unidos, China, Europa y Brasil, representan en conjunto el 50 % las exportaciones locales.

Durante junio, la caída del 10% en las exportaciones estuvo impulsado por un retroceso del 11% en las cantidades, ya que los precios de los productos exportados, en promedio, subieron 1,0% respecto a doce meses atrás.

Algo similar ocurrió con las importaciones, ya que el retroceso del 12% en el monto importado estuvo impulsado por la baja del 16% en las cantidades, mientras que los precios subieron un 5%.

En cuanto a las exportaciones, el mejor comportamiento se observó en el rubro Semillas y frutos oleaginosos, en especial la cantidad de porotos de soja hacia China, Egipto e Indonesia, a lo que se sumó la mejora en los precios.

Por el contrario, se observó una merma en rubro Material de transporte terrestre, por la caída de las ventas de vehículos para transporte de personas hacia Brasil, Alemania, México y Venezuela.