En 2010 se produjo el despegue de la industria electrónica en la isla y sin embargo quedan algunos prejuicios e intereses, casi siempre de importadores, que buscan debilitar el proceso, dijo Giorgi en un comunicado.

La ministra afirmó que a partir de la sanción de la ley 26.539 se crearon miles de puestos de trabajo en Tierra del Fuego, hoy se emplean a 12.000 personas, empresas que ya estaban establecidas y otras recién llegadas, invirtieron 400 millones de dólares y firmaron acuerdos de producción con empresas globales.

"La producción -sólo de celulares- aumentó 1.200%, logramos sustituir importaciones totales por US$ 3.000 respecto de los US$ 6.000 que se importaron en 2008- y agregar un 50% de valor promedio en Argentina, destacó.

Giorgi defendió así el proceso de reindustrialización que se dio en Tierra del Fuego a partir de la ley 26.539 y aseguró que Argentina produce en Tierra del Fuego de idéntica forma en que se fabrican en Manaos (Brasil), México o el Sudeste asiático, y justamente hemos reemplazado esa importación por producción nacional.

Asimismo, afirmó que hay una mesa de trabajo que integran el ministerio de Industria, Adimra y Afarte para lograr el desarrollo de proveedores de insumos para la industria electrónica de Tierra del Fuego.

Así se está avanzando en mayor integración en la fabricación de memorias RAM, fabricación de baterías para note y netbooks, y otros componentes y accesorios.

Este es el camino para desarrollar tecnologías propias, era imposible pensar en un polo de desarrollo tecnológico en Argentina, si a las empresas les convenía seguir importado productos terminados, como sucedía antes de la ley, afirmó la titular del ministerio de Industria.

El régimen de Tierra del Fuego tiene pautas concretas obligatorias para sumar trabajo argentino a la producción en la isla, acordadas con el gobierno provincial, los sindicatos y que las empresas allí radicadas deben cumplir para acceder a los beneficios fiscales que ofrece el régimen de promoción.

Desde la sanción de la ley, en la isla se generaron inversiones por casi 400 millones de dólares y se aumentó la producción.

La producción electrónica se multiplicó por 7 en el primer cuatrimestre del 2011 comparado con el mismo periodo del año pasado: los cuatro productos que más crecieron fueron aires acondicionado, teléfonos celulares, cámaras digitales y monitores, completó.