Las relaciones de Argentina con el Club de París, todavía se mantienen tensas a raíz de la deuda que el gobierno de Cristina Fernandez mantiene con el organismo internacional, y cuyo monto se eleva a los casi US$7.000 millones.

Amado Boudou ministro de Economía, aseguró que el pago con reservas será solo para los acreedores privados y fue enfático en decir que, "no consideramos razonable hacer un pago efectivo al Club de París", según consigna Clarin.

El Prespuesto 2011 prevé el uso de reservas para cancelar deuda, lo que había llevado a algunos operadores a especular con una posible cancelación de los compromisos con el Club de París.

El titular de la cartera, según declaraciones a la prensa, habría dicho que "no hay necesidad de emitir deuda" por parte de la Argentina, y confió en que "se puede hacer antes de fin de año si se acomodan los mercados".

El ministro admitió que "la política cambiaria es competitiva" y dijo que en la Argentina "necesitamos un (Banco) Central autónomo pero no autista", publica el mismo medio.

Consultado sobre una posible emisión de deuda antes de fin de año, Boudou afirmó que "sólo (la habría) si se acomodan los mercados. Lo importante es lo que está pasando con los bonos argentinos, que están mostrando una mejora en las tasas".

Boudou aclaró que desde la creación del Fondo de Desendeudamiento se pagaron US$4.663 millones  y estimó que "tenemos a ocho meses vista más reservas que en el momento de comenzar eso".