Buenos Aires. El gobierno de Argentina redujo fuertemente su pronóstico para el superávit comercial en 2010, a unos US$10.000 millones desde los US$16.888 millones el año anterior, en momentos en que un repunte de la economía está provocando un auge en las importaciones.

La cifra representaría una caída del 40,8% interanual.

Sólo en el primer semestre las importaciones crecieron 43% interanual, lideradas por las compras de vehículos de pasajeros, bienes de capital y piezas y accesorios.

"De superávit comercial, Argentina este año va a volver a tener alrededor de US$10.000 millones ", dijo el ministro de Economía, Amado Boudou.

El actual presupuesto estimaba originalmente un superávit comercial de US$14.180 millones para este año.

Analistas vienen recortando sus pronósticos sobre el superávit comercial de Argentina para este año debido al auge importador provocado por el fuerte rebote de la economía.

Según los últimos datos disponibles, la actividad económica de Argentina creció 12,4% interanual en mayo, en su mayor expansión en más de seis años.

Las autoridades estiman que el país crecerá al menos 6,5% este año, aunque una fuente del gobierno elevó la semana pasada esa previsión a 7%.