De acuerdo a esos datos, las exportaciones argentinas a Brasil pasaron de US$16.906 millones en 2011 a US$16.443 millones en 2012, mientras que las importaciones de Brasil se redujeron de US$22.709 millones a US$17.998 millones el año pasado.

"Estos números muestran que el flujo de comercio entre la Argentina y Brasil evoluciona hacia una composición más equilibrada", destacó el embajador argentino, ante Brasil, Luis María Kreckler.

Al respecto completó, "así mientras que en el 2011 el déficit comercial argentino fue de US$5.803 millones, este año registró US$1.560 millones, lo que implica una reducción de más de un 73% en un año", precisó el diplomático.

El intercambio comercial entre la Argentina y Brasil en 2012 fue de US$34.400 millones, siendo el segundo mayor flujo de comercio en la historia de las relaciones comerciales entre ambos países.

Kreckler sostuvo que "no obstante el complejo escenario de incertidumbre internacional, cerramos el 2012 no sólo con grandes números en el comercio, sino también con una relación comercial más balanceada".

En opinión de Kreckler este mayor equilibrio en el intercambio comercial "permite a ambos socios apreciar las ventajas de la excelente sintonía política existente entre la Argentina y Brasil".