Buenos Aires. La cancillería argentina informó en un comunicado que "entre los 157 miembros de la OMC, los dos que más veces han sido denunciados y sus prácticas están siendo analizadas por tribunales especializados son Estados Unidos, con 114 casos; y la Unión Europea, con 70. Casualmente, los que impulsaron la declaración sobre la Argentina".

Y luego recordó que "nuestro país ha sido demandado en 17 oportunidades de las cuales sólo dos ocurrieron desde la asunción de Néstor Kirchner como presidente en Mayo de 2003 hasta la fecha", destacó el texto oficial.

Por otro lado se aclaró que los miembros de la OMC firmantes en contra de las políticas comerciales de Argentina fueron "14 y no 40 como dicen (los diarios) La Nación y Clarín".

También señala que "dicho documento no presenta casos concretos, ni pide que la OMC se expida sobre si la Argentina ha incumplido los acuerdos que regulan el comercio internacional".

"En concreto no hay una demanda contra el país ni se establecerá un tribunal especializado como ocurre cuando uno o más miembros consideran que otro miembro está tomando medidas que afectan sus derechos", destacó el comunciado.

Por este motivo, la Cancillería expresó que "la contundencia de la diferencia muestra quiénes son, en realidad, los considerados por los miembros de la OMC como los verdaderos responsables de impedir el normal desarrollo del comercio internacional y la creación de un sistema más justo".

"Por dicha razón ayer informamos que el gobierno argentino no va a permitir presiones ni externas ni internas para que alteremos nuestras políticas comerciales y nos convirtamos en la mesa de saldos de las industrias de los países desarrollados pero en crisis desde el 2008", se sostuvo desde la Cancillería en el comunicado.

En la misma línea la cartera conducida por el canciller Héctor Timermann adelantó que "seguiremos utilizando todas las herramientas permitidas por la OMC para administrar nuestro comercio internacional".

"Ante todo, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, continuará impulsando políticas de creación de empleos dignos para los argentinos tal como ha ocurrido desde el año 2003".

"Finalmente, como país co-fundador del G20, Argentina lamenta que dos de sus miembros (Estados Unidos y la Unión Europea) sean quienes más veces hayan sido sindicados por el resto del mundo como responsables de incumplir las recomendaciones de la Cumbre de Cannes donde nos comprometimos a eliminar las trabas al comercio internacional", afirma el texto sobre el final.

Además recuerda que "nuestro país es la economía donde más crecieron las importaciones de todos los miembros del G20".