Lima. Las importaciones de automóviles y televisores lideraron las compras del exterior de bienes de consumo duradero que realiza el Perú, de enero a mayo del 2018, según información del Banco Central de Reserva (BCR).

De acuerdo a la reciente Notas de Estudios el BCR, entre enero y mayo del 2018 las importaciones de automóviles alcanzaron los US$695 millones, registrando un crecimiento de 10% respecto a igual período del 2017 (US$632 millones).

En tanto, las importaciones de televisores llegaron a US$288 millones en los primeros cinco meses del 2018, es decir, hubo un incremento de 7,2% respecto al mismo período del 2017 (US$208 millones), tomando en cuenta la creciente demanda por la participación de Perú en el Mundial Rusia 2018.

Luego vienen las importaciones de aparatos de uso doméstico (US$99 millones), motocicletas (US$87 millones), muebles y accesorios de dormitorio (US$81 millones), juegos y tragamonedas (US$78 millones) y artículos de materiales plásticos (US$73 millones).

El total de las importaciones de bienes de consumo duradero sumaron US$1.861 millones de enero a mayo del 2018, es decir, crecieron 17,7% con relación a similar período del 2017 (US$1.581 millones).

Mayo. En mayo del presente año las importaciones de bienes de consumo duradero totalizaron US$398 millones, incrementándose 12,4% respecto al mismo mes del 2017 (US$354 millones).

“Las importaciones de bienes de consumo duradero aumentaron US$44 millones (12,4%) por las mayores compras de televisores provenientes de China y México, y de automóviles de Indonesia y Japón”, indicó el BCR.

En ese sentido, las importaciones de automóviles alcanzaron los US$152 millones en mayo último, registrando un crecimiento de 12,7% respecto a igual mes del 2017 (US$135 millones).

Mientras que las importaciones de televisores llegaron a US$74 millones en mayo pasado, reportando un incremento de 29,6% respecto al mismo mes del 2017 (US$57 millones).

Otras importaciones que destacaron fueron las de juegos y tragamonedas (US$20 millones), aparatos de uso doméstico (US$16 millones), motocicletas (US$16 millones) y muebles y accesorios de dormitorio (US$15 millones).