Brasilia. La balanza comercial brasileña registró en septiembre un déficit de US$939 millones, el peor resultado para el mes desde 1998, cuando el déficit alcanzó los US$1.203 millones, informó este martes el ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior (MDIC).

El déficit del mes pasado fue resultado de US$19.717 millones en exportaciones y US$20.556 millones en importaciones.

Las ventas al exterior presentaron una caída de 10,2% con relación al mismo mes del año pasado en términos del promedio diario, pasando de US$992,9 millones a US$891,7 millones.

El retroceso se debe a una caída el mes pasado de las exportaciones de maíz en granos, soya en granos, mineral de hierro y petróleo bruto, que en promedio cayeron 15%.

También hubo una baja de 8% en las ventas de productos manufacturados, como automóviles, óleo combustible, vehículos de carga, autopiezas y motores de vehículos.

Las importaciones sumaron US$20.556 millones, nuevo récord para el mes, con aumento de 3,4% ante septiembre de 2013.

En los primeros nueve meses del año, el saldo de la balanza comercial es deficitario en US$690 millones.

En el acumulado del año, las exportaciones suman US$173.635 millones, con promedio diario de US$923,6 millones, una caída de 1,7% ante los US$939,2 millones exportados por día útil en el mismo período de 2013.

Las importaciones sumaron US$174.632 millones, con promedio diario de US$927 millones, una caída de 2,2% ante el mismo período del año pasado.

En 2013, la balanza comercial brasileña presentó un superávit de US$2.560 millones, el peor resultado para un año cerrado desde 2000, cuando hubo un déficit de US$731 millones.