Ciudad de Panamá. El país tuvo un desempeño mixto en su rol como país exportador e importador, al cierre de 2010, cuando la balanza de servicios se situó en positivo, pero la de bienes mostró un déficit.

Este déficit incluso dejó la cuenta corriente de la nación en números negativos por US$2.953 millones.

Sin embargo, el economista Arístides Hernández explicó al periódico Panamá América “que es histórico el déficit del país en la cuenta corriente, ya que Panamá se enfoca más como economía, en los servicios y no todos están medidos en la balanza de esa área”.

En la balanza de bienes (exportaciones e importaciones) se observó un saldo negativo por US$4.615 millones, mientras que en servicios se registraron cifras positivas por US$3.332, según un informe de la Contraloría General.

En la balanza de bienes de Panamá se importaron fuertemente productos como la gasolina y los materiales de construcción, entre otros.

Adicionalmente, en los productos que se dejaron de enviar fuera del país con más notoriedad, está el ganado en pie con un 94% y los productos de mar, como el pescado y filete del mismo, que cayeron un 54,4%.

No obstante, algunos productos como el banano con un 6.6%, el café en 43.6% y el azúcar no refinada con 41.6% mejoraron sus cifras en exportación, con relación al 2009.